Esta es una interpretación de Enrique de cocinar huevos tibios, según una forma japonesa. Si se hacen bien, al desmoldarlos quedan muy bonitos y es original.

INGREDIENTES

  • Huevos (tantos como se desee servir).
  • Sal, pimienta y aceite de oliva. (Y cualquier otra especie que querramos añadir)
  • Envoltura plástica o “Envo-Plast”.
  • Pabilo (puede ser de un color para que se vea bonito al servir).
  • 1 taza de aprox. 8 cm. de diámetro.
  • Una olla con agua hirviendo.

PROCEDIMIENTO

Sobre la taza vacía, se extiende una lámina de envoplast, de aproximadamente 18 x 18 cm. (yo extiendo un pedazo del envoplast y no lo corto hasta después que he vaciado el huevo), tratando de que no quede muy tensa sino que más bien quede como una hendidura y de que no se nos enrede y pegue a los lados de la taza, como creando un nidito de plástico (ver foto).

Presionamos ligeramente con los dedos, para crear una superficie cóncava (como un molde) y vertemos un chorrito de aceite de oliva, cubriendo toda la superficie expuesta.

Se vacía un huevo (se podría hacer de una vez con dos, pero no lo he probado), en esta hendidura.

Se salpimienta, se añade un chorrito de aceite de oliva y cualquier otro ingrediente que querramos añadir (picante, queso rallado, un taquito de queso mozzarella, etc.)

Con mucho cuidado, se corta el otro extremo del envoplast en caso de no haberlo hecho antes, y se sujetan los extremos para que el huevo no se hunda en la taza. Como el envoplast es pegajoso, generalmente se sujeta bien y no se resbala para adentro.

Con cuidado de no botar el huevo, cerramos el envoplast como creando un wonton o bolsita, lo entorchamos y lo amarramos con el hilo de pabilo. (ver foto).

 

 

 

 

 

 

 

 

En una olla, donde hemos puesto suficiente agua a hervir, colocamos las bolsitas de huevo y cocinamos hasta que estén duritas. Calculamos el tiempo según nos gusten más o menos tiernos los huevos, entre aproximadamente 3 a 6 minutos (ver foto).

EMPLATADO

Se pueden servir las bolsitas directamente, como una curiosidad. O también podemos abrir las bolsitas en la cocina y servir los huevos solos, en un platico pequeño, sobre un pan tostado o solos.

¡Cuéntennos cómo les quedaron y si les agregaron otros ingredientes!